Aspectos básicos sobre el cuidado de ostomías a enseñarle a tus pacientes ostomizados

28.09.2020 0 Luis Nieto
Aspectos básicos sobre el cuidado de ostomías a enseñarle a tus pacientes ostomizados

Para  poder enseñar a los pacientes ostomizados los aspectos básicos sobre el cuidado de su estoma, es importante tener algunos conocimientos básicos sobre ostomías. Lamentablemente, la mayoría de los estudiantes de enfermería aprenden muy poco sobre las ostomías y su manejo clínico. En Medifácil sabemos de la importancia de un cuidado adecuado del estoma. Por lo tanto, te brindamos información básica sobre el cuidado y manejo de ostomías que toda enfermera debe conocer. Asimismo, te explicamos algunos elementos esenciales sobre las ostomías que te servirán para poder brindar atención de calidad a tus pacientes ostomizados.

Asesoría médica especializada en heridas y ostomías 

Apoyar la transición del paciente

Los pacientes que enfrentan una cirugía de ostomía y posteriormente al proceso de rehabilitación, pueden sentirse abrumados. La sensibilidad y la apreciación del estado emocional de un paciente son importantes. Los nuevos ostomizados necesitan comprender que sus sentimientos son normales. Es posible que todavía se estén recuperando de un diagnóstico relativamente nuevo de cáncer o que estén afligidos por la pérdida de sus intestinos o vejiga. El enojo, la tristeza y las múltiples dudas sobre su nuevo estilo de vida son una respuesta natural.

Un paciente con una colostomía reciente por lo general tendrá miedo de lo que sigue después del alta hospitalaria. Además tendrá inseguridades y muchas dudas sobre el cambio en su imagen corporal, así como de la reacción de los demás ante su nueva situación. Para muchos, al principio es difícil imaginar algún aspecto positivo de vivir con una ostomía. Como resultado, es fundamental que la enfermera o profesional de la salud capacitado apoye a los pacientes en su proceso de duelo y los ayude a seguir adelante. El conocimiento preciso será importante para disipar las percepciones erróneas y los conceptos negativos acerca de vivir con una ostomía.

En Medifácil te sugerimos abordar las inquietudes de tu paciente y ofrecerle soluciones. Si las ostomías no son tu área de especialidad, lo mejor es buscar una consulta con una enfermera o enfermero experto en ostomías. Los profesionales de la salud especialmente capacitados tomarán la iniciativa, pero las interacciones y el proceso de aprendizaje de los enfermeros novatos es igual de importante. 

Paciente en recuperación después de cirugía de ostomía: Medifácil

Si un sistema de bolsa está intacto y el filtro antiolor funciona, no debe haber mal olor. Si existe el olor, es una gran oportunidad para enseñar, mostrando al paciente cómo verificar la seguridad de la bolsa y en caso de haber fugas, cómo cambiar de inmediato la bolsa. Hay un olor natural que acompaña a las heces y que sigue siendo una realidad cuando un paciente tiene una ostomía. Cuando se vacía una bolsa o si hay una fuga, puede percibirse olor, pero cuando una bolsa está bien colocada y sellada, no debe haber olor.

En un mundo perfecto, cada paciente ostomizado nuevo se beneficiaría de un especialista en ostomías para la educación preoperatoria y postoperatoria. Adicionalmente, se debería continuar dándole seguimiento al paciente, así como con el proceso de enseñanza y cuidados del manejo del estoma. Sin embargo, no vivimos en ese mundo perfecto. La realidad es que el lugar de residencia de la persona influye en la posibilidad de acceder a un especialista en ostomías.

Es posible que muchos ostomizados no hayan tenido la oportunidad de una educación previa o posterior a su procedimiento quirúrgico. Esto puede suceder debido a la falta de disponibilidad de especialistas en el área, la poca conciencia sobre la importancia de aprender aspectos esenciales sobre el manejo y cuidado o porque la ostomía fue una emergencia sin tiempo ni posibilidad de nada más que una cirugía urgente.

Con los avances en la tecnología, las estadías en el hospital se acortan drásticamente y los pacientes pueden ser dados de alta con una ostomía después de solo dos o tres días en el hospital. Esa es ahora la realidad, por lo que como profesionales de la salud se necesita darles a los pacientes una base firme para comenzar a vivir sus vidas con una ostomía.

A menos que se contrate un servicio privado de atención, el tiempo con el paciente ostomizado será limitado. Por lo tanto, cada minuto será importante. Nuestra recomendación es adaptar la enseñanza con el estilo de aprendizaje óptimo de una persona. El profesional de la salud puede preguntar al paciente cómo aprende mejor. Por ejemplo, si a la persona le gusta leer, es probable que el material informativo impreso sea apropiado. En el caso de ser una persona joven que usa un dispositivo móvil con internet de manera activa, los videos pueden ser una mejor opción.

Mujer ostomizada con sistema de recolección para ostomías: Medifácil

Empezar explicando conceptos básicos

La enseñanza sobre el cuidado de una ostomía es más que una educación formal y planificada. En su lugar, ocurre con cada interacción. Si una ostomía está activa, se debe planificar los cambios de bolsa en un momento en que el paciente no haya comido ni bebido nada durante aproximadamente dos horas. Debido a que las estadías por recuperación de una ostomía son más breves, algunos pacientes con colostomías o ileostomías pueden no tener una descarga normal hasta que están en casa.

Al enseñar conceptos, productos para cuidado, accesorios, así como aspectos del manejo en general, empieza con la información básica, incluido el vocabulario clave. Lo mejor es mantenerlo lo más simple posible. Por ejemplo:

  1. Una ostomía es una abertura creada quirúrgicamente que permite que las heces u orina salgan del cuerpo.
  2. Un estoma es la porción del intestino delgado o grueso que es visible en el abdomen.
  3. Los estomas son tejido mucoso. El tejido mucoso recubre el tracto gastrointestinal desde la boca hasta el ano. Es necesario animar a los pacientes a tocar sus estomas.
  4. Las ostomías se realizan por varias razones, que incluyen cáncer, enfermedades digestivas, traumatismos y afecciones genéticas.
  5. El nombre de las ostomías depende de la ubicación de la abertura en el cuerpo: colostomía (colon), ileostomía (íleon) y urostomía (sistema urinario)
  6. Las personas que viven con ostomías tienen vidas plenas y productivas. Estar ostomizado no es limitación para trabajar, divertirse y hacer distintas actividades.
  7. Los sistemas de bolsas modernos son seguros y a prueba de olores.
  8. Hay opciones asombrosas de sistemas de recolección (una pieza o dos piezas) más allá del sistema básico de la bolsa posoperatoria.
  9. Adaptarse a vivir con una ostomía es un cambio, pero vivir es cambiar y crecer.

    Medifácil: Tienda en Línea especializada en productos para heridas y ostomías

    Debido a que se trata de una cirugía de estadía corta, el paciente ostomizado debe saber cómo vaciar su bolsa antes del alta hospitalaria. Al salir del hospital se debe tener suministros para al menos dos semanas, así como acceso a educación y apoyo continuo. Esto incluye especialistas, cursos o capacitaciones, kits de enseñanza en el hogar, recursos en línea y un plan de surtido de bolsas, barreras cutáneas y otros elementos. Las lecciones adicionales sobre cambios de bolsas y cuidado de la piel son una ventaja en el entorno hospitalario.

     

    Sistema de dos piezas para el manejo de colostomías, ileostomías y urostomías: Medifácil

    Enseñar cómo cambiar una bolsa o sistema de recolección

    Una de las cuestiones esenciales a enseñar sobre el manejo básico de la ostomía es cómo cambiar una bolsa. El profesional de la salud debe mostrar y ayudar a su paciente a saber cuándo es momento de vaciar la bolsa y reemplazarla. Este es un gran paso para los pacientes. Los nuevos ostomizados pueden estar ansiosos y sentir que nunca tendrán éxito por sí mismos, pero con cada cambio de bolsa, aumentará la confianza.

    Introducción

    Antes de empezar, enseña a los pacientes a reunir los suministros necesarios. Deben tener una guía de medición, toallitas húmedas limpiadoras especiales, liberador de adhesivo, un paño seco o toalla para limpiar la piel circundante y el sistema de bolsa que se utilizará. Además, es posible que se necesite tijeras para recortar la abertura de una placa o barrera recortable, que coincida con el tamaño de su estoma. Si el paciente está usando un sistema moldeable o precortado, no serán necesarias las tijeras.

    En Medifácil contamos con una amplia variedad de sistemas de recolección (bolsas y barreras de ostomías separadas o 2 en 1) así como productos para el cuidado de la piel periestomal y accesorios. Todos tienen un papel importante, pero como regla general, menos producto es mejor. Solo en casos de problemas cutáneos o dificultad para el sellado correcto del sistema debido a una particularidad del estoma, es recomendable usar una serie de productos para solucionar estas cuestiones. El enfermero o enfermera debe enseñar a su paciente ostomizado a simplificar al máximo el manejo de la ostomía.

    Extracción de la bolsa de ostomía

    Con los suministros reunidos disponibles, retire con cuidado la bolsa existente. Algunos pacientes pueden preferir quitarse la bolsa en la ducha, mientras que otros quitan la bolsa vieja en el baño con sus suministros a la mano. Con una toalla ligeramente humedecida, presiona suavemente la piel mientras levantas la esquina de la barrera cutánea pegada bolsa. Comienza en el borde superior y trabaja hacia abajo para capturar cualquier materia fecal u orina que pueda ser capturada en la bolsa vieja. Una vez retirada, la bolsa se puede desechar en cualquier bolsa de basura pequeña. No ates la bolsa cerrada hasta que completes el cambio de bolsa para que puedas agregar cualquier artículo adicional para ser desechado. Ahora que el abdomen está desnudo, examine el estoma y la piel circundante.

    Especialista en ostomías ayudando a paciente a cambiar su sistema de recolección: Medifácil
    Los nuevos estomas tendrán suturas visibles en la unión de la base del estoma y el borde de la piel. Los estomas en asa pueden tener un puente de plástico que sostiene el asa del intestino o una sección de un catéter de goma roja. Estos soportes normalmente se dejarán colocados durante 7 a 10 días. Mientras tanto, un estoma urinario tendrá pequeños stents (tubos pequeños de malla de metal que se expanden en la arteria) que normalmente permanecerán también de 7 a 10 días. Ambos marcos de tiempo pueden extenderse según la preferencia del médico y el potencial de curación del paciente.

    Si hay una cantidad significativa de vello alrededor del estoma, es posible que sea necesario afeitarse. Es importante recordar que un estoma nuevo estará ligeramente hinchado y será importante medir el estoma hasta que el edema se resuelva por completo y el tamaño del estoma sea estable durante varias mediciones consecutivas. Tanto con los estomas recién creados como con los estomas maduros, es importante evaluar constantemente la piel circundante para detectar cualquier cambio con respecto a la piel normal en cualquier parte del cuerpo.

    Limpieza

    Se puede limpiar el estoma y la piel circundante en la regadera posterior a la extracción de la bolsa si los pacientes tienen cuidado de enjuagar el estoma y la piel circundante con agua corriente. Si se cambia la bolsa en el mostrador del baño, aplica lo mismo. La limpieza se realiza con agua corriente. El jabón o las toallitas convencionales de bebé no son necesarias y pueden interferir con la adherencia del sistema de recolección. Una vez limpia, la piel que rodea el estoma debe estar completamente seca. Ventilar o usar un secador de pelo en frío ayudará a secar la piel rápidamente.

    Aplicación o colocación de una bolsa de ostomía sistema de una pieza: Medifácil

    Aplicación

    La aplicación de la bolsa de ostomía o el sistema de recolección viene después de que se haya medido el estoma. Si se trata de un sistema de dos piezas con barrera recortable, se deberá cortar una abertura que coincida con la medida del estoma y que ajuste como anillo al dedo. Si se utiliza una bolsa de una pieza, asegúrese de retirar la bolsa para evitar cortar el plástico. La abertura debe coincidir con el tamaño del estoma sin dejar piel expuesta. Se puede usar tiras hidrocoloides de pasta blanda o anillos hidrocoloides en el borde cortado para ayudar a sellar la unión entre el estoma y los bordes de la piel. Recuerda que la pasta hidrocoloide, tiras y anillos no son un adhesivo y solo funcionan para sellar. Asegura la barrera preparada sobre la piel y si se está utilizando un sistema de dos piezas, agrega la bolsa y revisa que el aro de ensamble selle bien. Enfatiza a los pacientes en la importancia de colocar la mano sobre el estoma y el sistema de recolección y aplicar una ligera presión durante varios minutos. Esto ayudará a asegurar el sello.

    Cambio de la bolsa

    Las bolsas de ostomía o sistemas de recolección pueden venir cerradas o ser drenables. Cuando se usa una bolsa drenable, los cambios deben programarse cada 3 a 7 días. Esto según las preferencias del paciente, el tipo de estoma, las características del efluente y el tipo de bolsa que se esté utilizando. Los pacientes con una colostomía que presentan deposiciones regulares y formadas pueden optar por una bolsa cerrada que se puede cambiar con cada evacuación intestinal, normalmente una o dos veces al día. Independientemente de cuándo sea el próximo cambio estimado, los pacientes deben estar preparados para realizar un cambio inmediato por cualquier ardor o picazón alrededor del estoma, olor perceptible o una indicación clara de una fuga.

    Con cada lección, el profesional de la salud debe fomentar un nivel cada vez mayor de participación del paciente, con el objetivo de lograr una independencia completa dentro de un número razonable de lecciones. Revisa y repasa las lecciones con cada visita y agrega nueva información y productos accesorios cuando sea apropiado.

    Tal vez te pueda interesar: Consejos prácticos para cuidar una ostomía

    Aplicación y cambio de sistema de recolección de ostomías: Medifácil

    La enseñanza es más que gestionar los cambios básicos de la bolsa. Con tantas marcas y opciones disponibles, los pacientes deben poder seleccionar los suministros que mejor se adapten a su estilo de vida. El profesional que asesora a su paciente ostomizado es gran ayuda para identificar las mejores opciones y ayudar a realizar el pedido inicial. Las opciones incluyen, entre otras, uso estándar frente a uso prolongado, sistemas de una pieza frente a sistemas de dos piezas, acoplamiento adhesivo frente a sistemas de dos piezas a presión, barreras planas frente a convexas, opciones fecales frente a urinarias, bolsas drenables frente a extremo cerrado, transparentes frente a opacas, bolsas filtradas frente a no filtradas, y opciones en tamaño y longitud de las bolsas.

    Los suministros para el manejo y cuidado de ostomías están disponibles en una amplia variedad de fuentes. En Medifácil contamos con las mejores marcas y productos.

    Discutir los cambios en el estilo de vida

    Además de enseñar los cambios básicos de la bolsa, el profesional de la salud tiene la responsabilidad enseñar a los pacientes cómo vivir una vida plena y productiva con su ostomía. Eso incluye información básica como explicar la importancia de vaciar una bolsa drenable siempre que esté llena de un tercio a la mitad. Las bolsas deben vaciarse directamente en el inodoro desde una posición sentada siempre que sea posible. Aunque las fallas de la bolsa deben ser poco frecuentes, se debe enseñar a los pacientes con ostomía a procurar viajar con el equipo necesario para un cambio inesperado de la bolsa. A medida que los pacientes se recuperan, es importante recordar que se han sometido a una cirugía abdominal. Levantar más de cinco kilos puede aumentar el riesgo de complicaciones, como el desarrollo de una hernia.

    Una buena nutrición es importante para la curación, pero la nutrición es otra área que requerirá aprendizaje y enseñanza por parte de otros especialistas. Los pacientes con urostomía por lo general necesitan beber cantidades adecuadas de líquido durante el día para mantener un flujo continuo de orina y prevenir infecciones. Por otro lado, los pacientes con ileostomía tienen un mayor riesgo de obstrucción intestinal debido al tamaño reducido de la cavidad del intestino delgado. Esto puede hacer que la fibra insoluble se aloje cerca de una capa de fascia muscular.

    Profesional de la salud explicando a paciente ostomizado los cambios de estilo de vida: Medifácil 

    Tal vez te pueda interesar: Ostomía y la Alimentación Saludable

    Los pacientes deben agregar a la dieta de manera controlada alimentos como maíz, repollo (col), apio, palomitas de maíz, pasas, etc. Se debe procurar ingerir pequeñas cantidades, masticar bien y se tomar abundantes líquidos. Además, debido a que los pacientes con ileostomía ya no tienen el colon disponible para reabsorber agua de las heces, se debe fomentar una mayor ingesta de líquidos. La deshidratación es una complicación común en el periodo posoperatorio temprano. Los pacientes con colostomía avanzarán en su dieta como la mayoría de los pacientes quirúrgicos y pueden mantener una dieta baja en fibra durante las primeras semanas hasta que se resuelva el edema. Después de eso, pueden comer cualquiera de sus comidas favoritas.

    La sexualidad es una parte muy real, necesaria y natural del ser humano. Al brindar enseñanza y apoyo preoperatorio sobre el manejo de la ostomía, es importante introducir el tema de la sexualidad. No esperes a que tu paciente pregunte, inicia la discusión para que los pacientes se sientan cómodos al abordar cualquier inquietud que puedan tener. La sexualidad debe discutirse con cada paciente mayor de edad. Esto independientemente de la orientación sexual, el estado civil o la edad.

    Finalmente, los pacientes tienen derecho a recibir apoyo continuo mientras se adaptan a su vida con una ostomía. Los grupos de apoyo formados por personas ostomizadas son un recurso maravilloso que brinda acceso a terapias y reuniones locales donde se discute una amplia variedad de aspectos relacionados con el cuidado de estomas y sobre el estilo de vida de las personas ostomizadas. Con más profesionales de la salud que decidan especializarse en el cuidado de estomas y que brinden educación de calidad y faciliten el apoyo continuo a los pacientes, se infundirá esperanza, se restablecerá la independencia y se recuperará una vida normal después de someterse a una cirugía de ostomía.

    Fuentes de consulta:

    • Diana Gallagher. (2015). The Basics of Teaching Patients Ostomy Care. 28 de septiembre de 2020, de Wound Source Sitio web: https://www.woundsource.com/blog/basics-teaching-patients-ostomy-care

     

    Escribir un comentario

    Los comentarios tienen que ser aprobados antes de aparecer.