Ocho tipos de apósitos para heridas y cómo usarlos

17.09.2020 0 Luis Nieto
Ocho tipos de apósitos para heridas y cómo usarlos

Cuando se trata de la curación de una herida, es vital asegurarse de que la cicatrización sea lo más rápida y eficaz posible. Para promover la curación de heridas agudas o crónicas es fundamental utilizar el apósito adecuado. Es necesaria también la valoración de un un profesional de la salud experto en heridas. El tipo de apósito correcto para el manejo de una herida depende de varios factores. Por ejemplo, el tamaño y profundidad de la herida, la ubicación y la gravedad, el nivel de exudado y la etapa de cicatrización en la que se encuentra la lesión.

Asesoría médica especializada en heridas y ostomías

En Medifácil contamos con un catálogo amplio de apósitos para heridas. Cada apósito tiene componentes y características particulares para tratar distintos tipos de heridas. Desde apósitos de hidrogel e hidrocoloides, hasta apósitos de alginato y antimicrobianos, ofrecemos una amplia gama de opciones.

Es especialmente relevante que se requiere de una valoración de la herida por parte de un profesional de la salud, para que sugiera o prescriba al paciente el tipo de apósito que necesita para la curación de su herida. Es probable que antes de el uso de apósitos sea necesario otro tratamiento, como el control del nivel de azúcar.

La gran cantidad de apósitos disponibles hace que sugerir el apósito correcto para los pacientes sea una tarea compleja. Es decir, la amplia variedad de productos y apósitos para el cuidado de heridas para elegir puede generar confusión. Por lo tanto, en este artículo ofrecemos una guía básica para conocer los tipos de apósitos más comunes. Saber cómo y cuándo usar un apósito para heridas y no otro, así como saber cuándo es necesario cambiarlo, son una de las cuestiones más difíciles en el manejo del cuidado de heridas.

Profesional de la salud colocando apósito en hombro de paciente: Medifácil
Una herida aguda puede ocurrir en cualquier accidente o cirugía. Por lo general, las heridas graves donde la piel se abre y se exponen los tejidos, así como las heridas crónicas (que no sanan) y que tienen potencial riesgo de infección, requieren seguimiento y supervisión de un profesional de la salud. Es fundamental el uso de apósitos para proteger la herida de infecciones, pues esto conduce a un retraso en la curación y a complicaciones graves.

El cuidado y manejo de heridas es un proceso complejo que incluye la valoración constante de la lesión, la limpieza y el desbridamiento, la prevención de infecciones, el tratamiento de infecciones o complicaciones existentes y una estrategia de tratamiento a través del uso de apósitos y productos para el manejo avanzado de heridas.

Para los profesionales de la salud es muy importante y útil conocer la variedad de apósitos que existen y sus características, así como la oferta actual de opciones para el manejo avanzado de heridas. El objetivo es usar el tipo de apósito más apropiado, en el momento adecuado para la etapa de curación en la que se encuentra la herida.

Debido a que la aplicación de apósitos para heridas juega un papel fundamental en la cicatrización y la prevención de infecciones, te decimos los ocho tipos de apósitos más comunes para el tratamiento de heridas:

Apósitos hidrocoloides

El uso de apósitos hidrocoloides se recomienda en quemaduras, heridas exudativas, heridas necróticas, lesiones por presión y úlceras venosas. Los parches hidrocoloides son apósitos no transpirables autoadhesivos y no requieren vendaje. El material flexible del que están hechos los hace cómodos y adecuados incluso para los tipos de piel más sensibles.

Apósito hidrocoloide para el manejo de heridas: Medifácil

El mecanismo de acción de un buen apósito hidrocoloide es lograr condiciones de humedad que ayudan a curar algunas heridas. La superficie del apósito tiene una cubierta que contiene polisacáridos y otros polímeros que absorben agua y forman un gel. Esto contribuye a mantener la herida limpia, protegiéndola de infecciones y ayudándola a cicatrizar más rápido.

Los apósitos hidrocoloides son impermeables a las bacterias, que es lo que los hace tan efectivos para prevenir infecciones. También son duraderos, biodegradables y fáciles de aplicar.

Apósitos de hidrogel

El hidrogel, ya sea en tubo o apósito, se puede usar para una variedad de heridas. Por ejemplo, es posible que una herida pierda humedad debido a la ausencia de exudado. Además, hay heridas dolorosas con presencia de tejido necrótico o lesiones por presión crónicas que requieren apósitos de hidrogel como parte esencial de su manejo. El hidrogel también se puede utilizar para quemaduras de segundo grado y heridas infectadas.

Los apósitos de hidrogel están diseñados para maximizar la comodidad del paciente y reducir el dolor. Al mismo tiempo, ayudan a curar heridas o quemaduras y a combatir infecciones. La sensación refrescante y aliviadora de los apósitos de hidrogel los convierte en una alternativa muy recomendada por profesionales de la salud. De igual forma, son efectivos para reducir el dolor y acelerar el proceso de curación.

Apósitos de alginato

Los apósitos de alginato están hechos para ofrecer una protección eficaz para cierto tipo de heridas. Por lo general, los profesionales de la salud sugieren el uso de apósitos de alginato en úlceras venosas, heridas con tunelización y heridas con exudado abundante.

Apósito de alginato para el manejo de heridas: Medifácil

Es especialmente relevante que los apósitos de alginato contienen sales derivadas de ciertas especies de algas pardas. Los parches de este tipo pueden ser tejidos o no tejidos y formar un gel hidrófilo cuando entran en contacto con el exudado de la herida.

Estos apósitos absorben el exceso de exudado y crean un gel que ayuda a curar la herida o sanar con mayor velocidad. Debido a que contienen fibras de sodio y algas marinas, los apósitos de alginato pueden absorber el exceso de humedad además de que tienen la ventaja de ser biodegradables.

Los expertos en el manejo de heridas sugieren cambiar el apósito de alginato mínimo cada dos días, dependiendo del nivel de exudado o líquido en la herida. A veces el apósito puede durar un par de días más, pues la naturaleza de la herida también puede influir en cada cuánto cambiar el apósito.

Es necesario recordar que los apósitos de alginato por lo general solo deben usarse para heridas húmedas con alto drenaje o exudado. De lo contrario, pueden dificultar la curación secando las heridas demasiado rápido. La ventaja de los parches de alginato es que son muy absorbentes y pueden usarse en heridas que tienen infección presente. No son adherentes y su uso fomenta el desbridamiento autolítico. Finalmente, la desventaja es que por su falta de adherencia es común que se requiera un apósito secundario o de fijación.


Cambiar un apósito con demasiada frecuencia podría causar la pérdida de humedad necesaria para promover la curación y provocar que las bacterias penetren la herida y se desarrolle una infección.

Apósitos de colágeno

Los apósitos de colágeno se recomienda para el manejo de heridas crónicas, lesiones por presión, sitios de trasplante, heridas quirúrgicas, úlceras, quemaduras o heridas de una gran superficie. Estos apósitos promueven el crecimiento de nuevas células y pueden ser muy efectivos cuando se trata de curar heridas difíciles.

Los apósitos de colágeno estimulan el proceso de cicatrización de heridas de diversas formas. Por un lado, ayudan a eliminar el tejido muerto y al crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Además, contribuyen al cierre de la herida al unir los bordes, acelerando efectivamente la cicatrización.

Apósitos de espuma (foam)

Para heridas de diversos grados de gravedad, los apósitos de espuma pueden funcionar muy bien. Los apósitos de espuma absorben el exceso de exudado del lecho de la herida. Esto crea un entorno que facilita una curación más rápida.

Apósito de espuma para el manejo de heridas: Medifácil

Los apósitos de espuma se sugiere en caso de heridas que presentan mal olor debido a una colonización bacteriana. También permiten que entre el vapor de agua, manteniendo el área húmeda, promoviendo así una curación veloz. Adicionalmente, evitan que las bacterias ingresen al área afectada, por lo que previenen infecciones.

Debido a la versatilidad o capacidad de adaptación a diferentes tipos de heridas en diversas partes del cuerpo, los apósitos de espuma vienen en varios tamaños y formas. Las dos opciones que se puede encontrar de este tipo de apósito es una versión adhesiva o no adhesiva.

Los apósitos de espuma son menos propensos a adherirse al lecho de una herida delicada, no son oclusivos y la mayoría están compuestos de un gel recubierto de película o de un material de poliuretano hidrófilo. Los profesionales de la salud los recomiendan en lesiones o úlceras por presión, quemaduras menores, injertos de piel, úlceras diabéticas, sitios donantes y úlceras venosas.

La mayor ventaja del apósito de espuma es su comodidad y gran absorción. Esto permite cambios de apósito menos frecuentes, dependiendo de la cantidad de exudado de la herida. La variedad de medidas y formas hace que este tipo de parches sean muy fáciles de manipular, colocar y retirar.

Si no tiene adhesivo, el apósito de espuma puede requerir un apósito secundario para mantener la espuma en su lugar. Puede ocasionar la maceración perilesional si no se cambia cuando es necesario. Los apósitos de espuma no se puede usar en heridas con tejido necrótico o heridas que no drenan.

Apósitos transparentes

Los apósitos transparentes son útiles cuando los profesionales de la salud o los cuidadores desean controlar la cicatrización de heridas. Estos apósitos cubren la herida con una película transparente. Como resultado, la identificación de signos de infección es mucho más oportuna. Por esta razón, este tipo de apósitos se utiliza en sitios de incisión quirúrgica o catéter intravenoso, quemaduras y úlceras.

Apósito transparente para el manejo de heridas: Medifácil

Cualquier apósito de película transparente es transpirable, pero impermeable a las bacterias. Esto ayuda a mantener la herida limpia y seca, evitando infecciones y acelerando la cicatrización. Los apósitos transparentes también son flexibles, lo que los hace cómodos para zonas del cuerpo con pliegues.

Los profesionales de la salud con frecuencia recomiendan usar apósitos transparentes en heridas de espesor parcial, heridas de cesárea, sitios donantes, quemaduras menores y lesiones por presión en estadios I y II.

Los apósitos de película transparente permiten que el oxígeno penetre a través del apósito hasta la herida y, al mismo tiempo, permite que se libere el vapor de agua.

Las películas transparentes para heridas se adaptan bien y debido a que no se requiere retirar el apósito para ver el estado de la lesión, este puede permanecer en su lugar hasta una semana. Finalmente, estos apósitos evitan la fricción contra el lecho de la herida y evitan la contaminación por bacterias.

Apósitos de tela y gasa

Los apósitos de tela son los apósitos para heridas más utilizados y por lo general, más económicos. A menudo utilizados para proteger heridas abiertas o áreas de piel lesionada. Son adecuados para heridas leves como rasguños, cortes o zonas de piel delicada. Vienen en todas las formas y tamaños, desde cubiertas pequeñas para los dedos hasta más grandes para heridas en áreas amplias del cuerpo. Además de los apósitos precortados, estos también vienen en una opción de rollo que está hecho para cortarse a la medida.

Apósito de gasa para el manejo de heridas de pie diabético: Medifácil

Por otro lado, están los apósitos de gasa útiles para el manejo de muchos tipos de heridas. Los apósitos de gasa están hechos de materiales tejidos o no tejidos, principalmente algodón. Están fácilmente disponibles a bajo precio. Las gasas protegen las heridas y reducen la invasión bacteriana. No obstante, las funciones como barrera protectora son bajas y es posible una colonización. La desventaja es que estos apósitos deben ser combinados con otros apósitos y no se puede usar para cicatrización de heridas.

Por lo general, los apósitos de gasa son adecuados para un solo uso en la limpieza, vendaje de hemostasia o cuidado higiénico de heridas quirúrgicas o locales en unidades médicas.


Consigue en los mejores apósitos para el cuidado y manejo de heridas en Medifácil. Envíos a toda la República Mexicana a un costo accesible

Apósitos antimicrobianos

Los apósitos antimicrobianos desempeñan un papel importante en el cuidado de las heridas en la prevención y el tratamiento de infecciones. Sin embargo, los profesionales de la salud deben conocer sus diferentes propiedades y cuándo iniciar y detener el tratamiento para poder brindar una atención clínicamente eficaz y económica a sus pacientes.

Los antimicrobianos son agentes que matan a los microorganismos. Antimicrobiano es un término "general" que incluye: desinfectantes, antisépticos y antibióticos, y recientemente apósitos para el manejo de heridas.

Apósito antimicrobiano para el manejo de heridas: Medifácil

Los apósitos antimicrobianos se refieren a dispositivos médicos para el tratamiento de heridas, los cuales contienen un agente antiséptico incorporado. Su uso en el tratamiento de heridas busca reducir la carga de patógenos infecciosos en la herida.

Los avances recientes en la tecnología antiséptica han llevado al desarrollo de una serie de apósitos eficaces para reducir la carga bacteriana en heridas. Estos incluyen apósitos de plata, cadexómero yodado (Ver: Iodosorb Smith & Nephew), polihexametil biguanida (PHMB) y miel.

En resumen, los apósitos antimicrobianos incorporan agentes antisépticos que se utiliza cada vez más en el tratamiento de heridas. Los apósitos antimicrobianos ofrecen muchos beneficios, por ejemplo:

  • Facilidad de uso
  • Disponibilidad sin receta (pero siempre se debe usar bajo la recomendación y supervisión de un profesional de la salud)
  • Costo menor a los antibióticos
  • Manejo y prevención de infecciones del lecho de la herida

Todas las heridas contienen microorganismos, pero la mayoría no está infectada y se cura con éxito. En estos casos, la carga biológica de la herida y el sistema inmunológico del huésped están en equilibrio. No obstante, si este equilibrio cambia a favor de los microorganismos o si la cicatrización de la herida se ve afectada, los patógenos, por lo general bacterias, se multiplican e invaden los tejidos. Esto resulta en una respuesta inflamatoria prolongada e inapropiada, daño del tejido y retraso en la cicatrización.

Cuando se produce este cambio de equilibrio en los microorganismos de la herida, se necesita una intervención inmediata. Desde una perspectiva de manejo clínico, este reconocimiento del estado de la herida con respecto a la carga bacteriana es un desafío.

A medida que aumente la experiencia del profesional en el manejo de heridas, es posible tener éxito utilizando una pequeña variedad de apósitos y productos para el cuidado de heridas que están fácilmente disponibles en nuestro catálogo. Medifácil, tu mejor opción para conseguir los mejores apósitos y los dispositivos médicos de la mejor calidad.

 Fuentes de consulta:

  • CLH Healthcare. (2017). 7 Types Of Wound Dressings & When To Use Each. 17 de septiembre de 2020, de CLH Healthcare Sitio web: https://www.clhgroup.co.uk/news-article/2017/09/12/7-types-of-wound-dressings-when-to-use-each/258
  • Laurie Swezey. (2011). Wound Dressing Selection: Types and Usage. 17 de septiembre de 2020, de Wound Source Sitio web: https://www.woundsource.com/blog/wound-dressing-selection-types-and-usage
  • Jun Lei, Lichun Sun. (2019). The Wound Dressings and Their Applications in Wound Healing and Management. 17 de septiembre de 2020, de iMedPub Journals Vol. 13 Sitio web: https://www.hsj.gr/medicine/the-wound-dressings-and-their-applications-in-wound-healing-and-management.pdf
  • Peter Vowden, Kathryn Vowden y Keryln Carville. (2011). Antimicrobial Dressings Made Easy. Wounds International, Volume 2 Sitio web: http://www.woundsinternational.com (pdf)

Escribir un comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de aparecer.