Florence Nightingale, una mujer precursora de la enfermería moderna

11.05.2021 0 big.lat
Florence Nightingale, una mujer precursora de la enfermería moderna

Florence Nightingale, conocida como "La Dama de la Lámpara", fue una enfermera británica, reformadora social y estadística mejor conocida como la precursora de la enfermería moderna. Nació el 12 de mayo de 1820 en Florencia, Italia. Sus experiencias como enfermera durante la Guerra de Crimea fueron fundamentales en los puntos de vista y reflexiones sobre el saneamiento. Además, el esfuerzo de Nightingale por reformar la atención médica influyó en gran medida en la calidad de la atención de la salud en los siglos XIX y XX.

Inicios de su vida: contexto histórico y familiar

Hija de Frances Nightingale y William Shore Nightingale, Florence fue la menor de dos hermanos. La acomodada familia británica de Nightingale pertenecía a círculos sociales de élite. Su madre, Frances, provenía de una familia de comerciantes y le enorgullecía estar en círculos sociales de prominente posición social. A pesar del interés de su madre en la vida de la alta sociedad, se decía que la propia Florence se sentía incómoda en situaciones sociales. Ella prefería evitar ser el centro de atención siempre que fuera posible.

El padre de Florence era William Shore Nightingale, un rico terrateniente que heredó dos propiedades cuando Florence tenía cinco años. Una de ellas en Lea Hurst, Derbyshire, y la otra en Hampshire, Embley Park. Florence se crió en la finca familiar de Lea Hurst, donde su padre le proporcionó una educación clásica, incluidos estudios en alemán, francés e italiano.

Desde muy pequeña, Florence Nightingale se dedicó activamente a la filantropía. Le gustaba atender a los enfermos y a los pobres del pueblo vecino a la finca. Cuando cumplió 16, tenía claro que la enfermería era su vocación.

Florence se acercó a sus padres y les contó sus ambiciones de convertirse en enfermera, pero a ellos no les gustó. Incluso le prohibieron dedicarse a la enfermería. Durante aquellos años, es decir, la época victoriana, se esperaba que una joven de la estatura social de Nightingale se casara con un hombre con recursos. No era bien visto que las mujeres del status socioeconómico aceptaran un trabajo que las clases altas consideraban como un empleo de baja categoría.

Quién fue Florence Nightingale: "La dama de la lámpara"

La juventud y búsqueda de una verdadera vocación: la enfermería

Cuando Florence Nightingale tenía 17 años rechazó la propuesta de matrimonio de Richard Monckton Milnes. Este hombre era un pretendiente “importante” y de acuerdo a las creencias de la época, un caballero "adecuado". Sin embargo, Nightingale explicó su razón para rechazarlo. Señaló que si bien él la estimuló intelectual y románticamente, su "naturaleza moral y activa requería satisfacción, y que esa no la encontraría en esta vida".

Decidida a seguir su verdadera vocación y a pesar de las objeciones de sus padres, a la edad de 24 años (1844) Florence se inscribió como estudiante de enfermería en el Hospital Luterano en Kaiserwerth, Alemania.

Nightingale regresó a Londres a inicios de la década de 1850, donde tomó un trabajo de enfermería en un hospital de Middlesex para institutrices enfermas. Su desempeño laboral impresionó tanto a su empleador que Nightingale fue ascendida a superintendente apenas un año después de haber sido contratada. La posición resultó ser un desafío ya que Florence lidiaba con un brote de cólera y combatía las condiciones insalubres propicias para la rápida propagación de la enfermedad. Se dice que Florence Nightingale es una mujer precursora de la enfermería moderna porque se propuso mejorar las prácticas de higiene, reduciendo significativamente la tasa de mortalidad hospitalaria. El arduo trabajo afectó su salud. Apenas se había recuperado cuando se presentó el mayor desafío de su carrera de enfermería.

Florence Nightingale en la Guerra de Crimea

El mayor desafío de Florence Nightingale como enfermera

En octubre de 1853 estalló la Guerra de Crimea. El Imperio Británico estaba en guerra contra el Imperio Ruso por el control del Imperio Otomano. Miles de soldados británicos fueron enviados al Mar Negro, donde los suministros disminuyeron rápidamente. Un año después, al menos 18 mil soldados habían sido admitidos en hospitales militares.

En ese momento, no había enfermeras apostadas en los hospitales de Crimea. La mala reputación de las ex enfermeras había llevado a la oficina de guerra a evitar contratar más. Sin embargo, después de la Batalla del río Almá, Inglaterra estaba en un alboroto por la negligencia de sus soldados enfermos y heridos. No solo carecían de suficiente atención médica debido a que los hospitales no tenían suficiente personal, sino que también languidecían en condiciones terriblemente insalubres e inhumanas.

A finales de 1854, Nightingale recibió una carta del Secretario de Guerra Sidney Herbert, pidiéndole que organizara un cuerpo de enfermeras para atender a los soldados enfermos y caídos en Crimea. Nightingale rápidamente reunió a un equipo de 34 enfermeras de una variedad de órdenes religiosas y navegó con ellas a Crimea pocos días después.

LEER TAMBIÉN: Un día en la vida de una enfermera

Pese a ser advertidos de las horribles condiciones del lugar, nada podría haber preparado a Nightingale y sus enfermeras para lo que vieron cuando llegaron a Scutari, el hospital británico base en Constantinopla. El hospital se encontraba en la parte superior de un gran pozo negro, que contaminó el agua y el propio edificio del hospital. Los pacientes yacían sobre sus propios excrementos en camillas esparcidas por los pasillos. Los roedores e insectos estaban por todos lados. Los suministros más básicos, como vendajes y jabón, se volvieron cada vez más escasos a medida que aumentaba constantemente el número de enfermos y heridos. Incluso era necesario racionar el agua. Muchos soldados estaban perdiendo la vida por enfermedades infecciosas como fiebre tifoidea y cólera, debido a las heridas sufridas en la batalla.

Nightingale se puso rápidamente a trabajar. Consiguió cientos de cepillos para fregar y pidió a los pacientes menos enfermos que limpiaran el interior del hospital desde el suelo hasta el techo. La propia Nightingale pasó cada minuto de vigilia cuidando a los soldados. Por las noches hacia rondas por los pasillos oscuros llevando una lámpara para atender a un paciente tras otro. Los soldados, que estaban conmovidos y consolados por su interminable suministro de compasión, empezaron a llamarla "la Dama de la Lámpara". Su iniciativa y arduo trabajo redujo la tasa de mortalidad del hospital en dos tercios.

Otras contribuciones de Nightingale a la enfermería moderna

Nightingale estableció estándares de cuidado, requiriendo necesidades básicas como bañarse, ropa cómoda y el uso de apósitos limpios y una alimentación adecuada. Se prestó atención a las necesidades psicológicas mediante la asistencia para escribir cartas a los familiares y la prestación de actividades educativas y recreativas.

Aparte de mejorar enormemente las condiciones sanitarias del hospital, Nightingale creó una serie de servicios para pacientes. Estas iniciativas contribuyeron a mejorar la calidad de la estadía hospitalaria. Por ejemplo, instituyó la creación de una "cocina para inválidos" donde se cocinaban alimentos atractivos para pacientes con necesidades dietéticas especiales. También estableció una lavandería para que los pacientes tuvieran ropa de cama limpia. Adicionalmente, impulsó un aula y una biblioteca para la estimulación intelectual y el entretenimiento de los pacientes.


Precursora de la Enfermería Moderna, Florence Nightingale
Basándose en sus observaciones atendiendo a los heridos de la Guerra de Crimea, Florence Nightingale escribió diversas notas. Principalmente sobre asuntos que afectaban la salud de aquella época, y la eficiencia y la administración hospitalaria del ejército británico. Redactó un informe de 830 páginas que exponía su experiencia y proponía reformas para otros hospitales militares que operaban en malas condiciones. El libro provocaría una reestructuración total del departamento administrativo de la Oficina de Guerra, incluido el establecimiento de una Comisión Real para la Salud del Ejército en 1857.

Nightingale permaneció en Scutari durante un año y medio. Regresó a su casa de la infancia en Lea Hurst en el verano de 1856, una vez que se resolvió el conflicto de Crimea. Para su sorpresa fue recibida con una bienvenida de heroína. La reina recompensó el trabajo de Nightingale regalándole un broche grabado que llegó a ser conocido como la "Joya del Nightingale" y otorgándole un premio de 250 mil dólares del gobierno británico.

El legado de Florence Nightingale

Aunque es primordialmente recordada por sus logros durante la Guerra de Crimea, el legado de Nightingale se centra en la ruptura de un paradigma y la creación de una reforma social en la atención médica y la enfermería.

A su regreso a Inglaterra, Nightingale sufría los efectos de brucelosis y agotamiento. En septiembre de 1856 se reunió con la reina Victoria y el príncipe Alberto para discutir la necesidad de reformar el establecimiento militar británico. Nightingale llevó registros meticulosos sobre el funcionamiento de los hospitales, las causas de enfermedad y muerte, la eficiencia del personal médico y de enfermería y las dificultades de abastecimiento.

Con el apoyo de la reina Victoria, Florence Nightingale ayudó a crear una Comisión Real que basó sus hallazgos en los datos y análisis estadísticos proporcionados por Nightingale. El resultado fue una marcada reforma en los sistemas médicos y de abastecimiento militares.

Nightingale empleó a los principales estadísticos del momento, William Farr y John Sutherland, para analizar los datos de mortalidad del ejército. Lo que encontraron fue espantoso: 16 mil de las 18 mil muertes se debieron a enfermedades prevenibles, no a batallas. Pero fue la capacidad de Nightingale para traducir estos datos a un nuevo formato visual lo que realmente causó sensación. Su diagrama de área polar, ahora conocido como "Diagrama de Nightingale Rose", mostró cómo el trabajo de la Comisión Sanitaria disminuyó la tasa de mortalidad y puso los datos complicados al alcance de todos, inspirando nuevos estándares de saneamiento en el ejército y más allá. Se convirtió en la primera mujer miembro de la Royal Statistical Society y fue nombrada miembro honorario de la American Statistical Association.

ARTÍCULO RELACIONADO: Los principios del manejo de heridas

La transformación de la enfermería

Para muchos profesionales de la salud el mayor logro de Nightingale fue transformar la enfermería en una profesión respetable para las mujeres. En 1860 estableció la primera escuela de formación profesional para enfermeras: la Nightingale Training School en el Hospital St. Thomas. Nightingale se convirtió en una figura de admiración pública.

Se escribieron y dedicaron poemas, canciones y obras de teatro en honor a la heroína. Las mujeres jóvenes aspiraban a ser como ella. Deseosas de seguir el ejemplo de Florence Nightingale, incluso las mujeres de las clases altas ricas comenzaron a inscribirse en la institución. Gracias a Nightingale, la enfermería ya no era mal vista por las clases altas; de hecho, había llegado a considerarse una vocación honorable.

Su reputación pronto se extendió y se pidió a las enfermeras Nightingale que iniciaran nuevas escuelas en todo el mundo, incluidas Australia, América y África.

A lo largo de la Guerra Civil de los Estados Unidos se le consultó con frecuencia sobre cómo administrar mejor los hospitales de campaña. Nightingale también se desempeñó como autoridad en cuestiones de saneamiento público en la India tanto para militares como para civiles, aunque ella nunca había estado en la India.

En 1908, a la edad de 88 años, el rey Eduardo le confirió el mérito de honor. Dos años después, en agosto de 1910, Florence Nightingale cayó enferma, pero pareció recuperarse y, según los informes, estaba de buen humor. Una semana después, en la noche del viernes 12 de agosto de 1910 estando en su casa de Londres, desarrolló una serie de síntomas preocupantes. Murió inesperadamente a las dos de la tarde del día siguiente a la edad de 90 años, el sábado 13 de agosto de 1910. Sin duda, Nightingale será recordada por ser una reformadora social y la filósofa fundamental de la enfermería moderna.

Fuentes de consulta

History.com. (2020). Florence Nightingale. 11 de mayo de 2021, de A&E Television Networks, LLC. Sitio web: https://www.history.com/topics/womens-history/florence-nightingale-1

Louise Selanders. (2021). Florence Nightingale: British nurse, statistician, and social reformer. 11 de mayo de 2021, de Britannica Sitio web: https://www.britannica.com/biography/Florence-Nightingale

 

Escribir un comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de aparecer.