Enjuague nasal con solución salina para alivio de síntomas: aplicación de Sinus Rinse

07.12.2020 0 Luis Nieto
Enjuague nasal con solución salina para alivio de síntomas: aplicación de Sinus Rinse

La irrigación nasal con solución salina es una terapia complementaria para las afecciones de las vías respiratorias superiores. También conocido como lavado o enjuague nasal, la irrigación de las fosas nasales se usa para controlar los síntomas asociados con la rinosinusitis aguda y crónica. En pocas palabras, un enjuague nasal con solución salina es un remedio seguro y simple para la congestión nasal y la irritación de los senos paranasales. Brinda alivio natural casi al instante. Por lo general se recomienda en el tratamiento de síntomas nasales que pueden ser causados por infecciones o alergias.

Un lavado nasal con solución salina puede realizarlo cualquier persona adulta en casa. Sin embargo, siempre recomendamos consultar primero a un médico. Cuando se enjuagan las vías nasales con solución salina se contribuye a eliminar los alérgenos, la mucosidad y otros desechos de la cavidad nasal. Asimismo, el enjuague nasal ayuda a humedecer las membranas mucosas y aliviar la congestión de los conductos nasales.

Un dispositivo efectivo para el enjuague nasal con solución salina es Sinu Rinse de NeilMed. SinusRinse o Sinu Rinse ayuda a la aplicación efectiva de solución salina en la cavidad nasal para aliviar síntomas nasales diversos. Por ejemplo, síntomas de rinitis alérgica de leve a moderada, rinosinusitis crónica y otras infecciones agudas del tracto respiratorio superior. El lavado nasal con Sinu Rinse también es útil para la rinitis en el embarazo y rinosinusitis aguda. También para molestias de la gripe y el resfriado. 

En general, la irrigación nasal con solución salina es una terapia complementaria muy recomendada por los especialistas. No se ha informado de eventos adversos graves, mientras que los efectos adversos menores se pueden evitar modificando la técnica y ajustando la salinidad.

¡Consigue tu dispositivo Sinus Rinse para el enjuague nasal con solución salina en Medifácil! Productos médicos de vanguardia a un solo CLIC. Envíos a todo México.

Dispositivo para el lavado nasal con solución salina: Sinus Rinse Médifacil, Tienda en Línea

Sinugator Lavador Eléctrico Con 30 Sobres

Cómo hacer un enjuague nasal con Sinus Rinse

El primer paso es adquirir el Sinus Rinse Kit para lavado con solución salina. Sinus Rinse Lavador Nasal es un dispositivo de baja presión y alto volumen. El Kit viene con botella de 240ml para lavados nasales con 60 sobres premezclados de bicarbonato de sodio y cloruro de sodio.

Para la irrigación de las fosas nasales con solución salina y el alivio de síntomas como congestión e inflamación nasal con Sinus Rinse sigue los siguientes pasos:

  1. Párate con la cabeza sobre un lavabo o en la ducha e inclina la cabeza hacia un lado.
  2. Usando la botella exprimible Sinus Rinse, vierte o exprime la solución salina lentamente en la fosa nasal superior.
  3. Deja que la solución salga por la otra fosa nasal y drene.
  4. Respira por la boca y no por la nariz, en este momento.
  5. Repite el procedimiento en la fosa nasal opuesta.
  6. Procura que el agua no baje por la garganta. Es posible que debas ajustar la posición de la cabeza hasta encontrar el ángulo correcto.
  7. Suénate suavemente la nariz con un pañuelo cuando hayas terminado para eliminar cualquier moco o secreción residual.

Si te sometiste recientemente a una cirugía de senos paranasales, resiste la tentación de sonarse la nariz durante cuatro a siete días después del procedimiento.

Es posible notar resultados después de solo uno o dos lavados nasales. Los beneficios aumentan a medida que el paciente con síntomas de rinitis alérgica o rinosinusitis continúa haciéndolo. Un estudio mostró que, a largo plazo, el enjuague nasal con solución salina ayudó a las personas a sentirse en control de sus síntomas nasales y mejoró su calidad de vida.

Consejos para un lavado nasal seguro

Aunque es una terapia efectiva para el alivio de afecciones del tracto respiratorio superior que afectan la nariz, el enjuague nasal conlleva un pequeño riesgo de infección y otros efectos secundarios. Sin embargo, la buena noticia es que estos riesgos se puede evitar fácilmente siguiendo algunas reglas simples de seguridad:

  • Lava tus manos antes de realizar el lavado nasal con Sinus Rinse
  • No uses agua del grifo. En su lugar, usa agua potable embotellada o de filtro o agua previamente hervida.
  • Limpia la botella exprimible o bombilla aplicadora con agua caliente o esterilizada con jabón después de cada uso. Deja que se seque por completo.
  • Evita el uso de agua fría, especialmente si acabas de someterte a una cirugía nasal. Para las personas que recientemente se sometieron a una cirugía por sinusitis crónica, si se usa una solución fría, existe el riesgo de desarrollar crecimientos óseos en la nariz llamados osteomas de senos paranasales
  • Evita el uso de agua muy caliente.
  • Desecha la solución salina si parece turbia o sucia.
  • No realices irrigación nasal en bebés.
  • No realices un enjuague nasal con solución salina si tienes una herida facial que no ha sanado, así como problemas neurológicos o musculoesqueléticos que ponen en mayor riesgo de respirar accidentalmente el líquido.

Irrigación nasal con solución salina como terapia complementaria de afecciones respiratorias: Medifácil

¿Cada cuanto realizar un enjuague nasal con solución salina?

Está bien hacer un lavado nasal de vez en cuando si se tiene ataques de congestión nasal debido a un resfriado o alergias.

Comienza con una irrigación por día mientras se presente síntomas como presión facial, congestión nasal u otros síntomas de los senos paranasales. Puedes repetir el enjuague hasta tres veces al día si sientes que está ayudando a aliviar tus síntomas.

Algunas personas continúan usando Sinus Rinse para prevenir problemas de los senos nasales incluso cuando no presentan síntomas. Sin embargo, algunos médicos advierten que el uso regular de irrigación nasal podría aumentar el riesgo de infección de los senos paranasales en algunos pacientes. El uso de rutina también puede dificultar algunas características protectoras de la membrana mucosa que recubre los conductos nasales y los senos paranasales.

Se necesita más investigación para aclarar los efectos secundarios a largo plazo de los enjuagues salinos regulares. Por el momento, probablemente sea mejor no abusar del uso del lavado nasal. Si los síntomas nasales y molestias continúan después de las irrigaciones, lo mejor consultar a un profesional de la salud en atención de problemas respiratorios.

El lavado nasal con Sinus Rinse se recomienda usar para el manejo de alergias nasales, sequedad y fiebre del heno, presión sinusal y congestión nasal. También para brindar alivio a síntomas nasales de la gripe y el resfriado común, irritación de la nariz causada por el polvo, humo, caspa de animales, plantas, polen, etcétera, así como para el goteo nasal posterior y la inflamación de la nariz debido a rinosinusitis aguda o crónica.

Escribir un comentario

Los comentarios tienen que ser aprobados antes de aparecer.